Diplomado DCI 2022
Diplomado en Competencias en Investigación

Los desconocidos Recursos Educativos Abiertos

La postura de la UNESCO

 Imagen1 REA UNESCO

La idea fundamental de compartir el conocimiento se puede encontrar en la Constitución de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura (UNESCO) fundada en la década de los 40's que en su artículo primero declarar:

Es labor de la organización, el facilitar la libre circulación de las ideas por medio de la palabra y de la imagen mediante métodos adecuados de cooperación internacional, permitiendo el acceso de todos los pueblos a lo que cada uno de ellos publique (UNESCO, 2020, p. 8).

Para realizar acciones en coherencia con este principio de difusión del “saber”  se requirió poco más de medio siglo, no fue sino hasta el año 2002, en el Primer foro mundial donde se adoptó la expresión "Recursos Educativos de Libre Acceso", actualmente conocidos como "Recursos Educativos Abiertos"(REA) definidos como: 

Los materiales de aprendizaje, enseñanza e investigación, en cualquier formato y soporte, de dominio público o protegidos por derechos de autor y que han sido publicados con una licencia abierta que permite el acceso a ellos, así como su reutilización, reconversión, adaptación y redistribución sin costo alguno por parte de terceros (UNESCO, 2019, p. 212).

Sin embargo, a casi dos décadas de su aparición en el escenario mundial,  los REA no han tenido la amplia adopción que se esperaba (Topps et al., 2019) siendo casi totalmente desconocidos para los docentes de todos los niveles educativos en los países del llamado sur global, limitando que a las naciones con mayores necesidades sociales y económicas llegue la promesa del movimiento abierto. En la que el conocimiento es un bien público, que se puede aprovechar y compartir a través de la tecnología para que todos puedan usarlo y reutilizarlo como lo deseen (Smith y Casserly, 2006). 

Las tres características principales de los REA

 Imagen2 Esquema de REA 

 

En la definición de los REA se identifican tres características principales la primera es que son materiales de aprendizaje, enseñanza e investigación, como ejemplo de este tipo de materiales se tienen: mapas curriculares, materiales de cursos, libros de estudio, secuencia de videos, aplicaciones multimedia, podcasts, apuntes y otros materiales diseñados para la enseñanza y el aprendizaje (Butcher, 2015) cotidianamente utilizados por docentes y estudiantes en todo el mundo desde el preescolar hasta el posgrado.  

La segunda característica es considerar cualquier formato y soporte. En cuanto al formato con fines prácticos se consideran dos principalmente: formato físico y formato digital. En cuanto al soporte, éste se considera como la estructura o medio, físico o tecnológico que da acceso al material de forma sistemática y organizada que en lo general reciben el nombre de repositorios. En el caso de resguardar formatos físicos, las bibliotecas, hemerotecas e incluso un archivero sistemáticamente organizado se pueden considerar como ejemplos de repositorios. En su versión digital los repositorios son bases de datos que almacenan y gestionan colecciones con funciones específicas (Bueno, 2010). 

Imagen3 3 capas CCComo tercera característica se presenta la protección de los derechos de autor mediante una licencia abierta que, a diferencia de “todos los derechos reservados” en las licencias abiertas, el autor o autores, permiten a los usuarios  realizar diversas acciones como la reutilización, distribución y modificación de sus materiales dentro de los límites legales establecidos internacionalmente. Las licencias abiertas más comunes son Creative Commons (CC), que incluso son difundidas en el sitio oficial de la  UNESCO (https://es.unesco.org/open-access/las-licencias-creative-commons). Las Licencias Abiertas Creative Commons son modelos de contratos que sirven para otorgar públicamente el derecho de utilizar una publicación bajo ciertas condiciones, dando siempre la atribución correspondiente al autor del material. Aunque las licencias Creative commons  tengan una apariencia muy estética están constituidas por tres capas que además de considerar los aspectos legales, pueden ser legibles por cualquier usuario o autor y  por “máquinas”,  esto permite que se incorporen eficientemente a medios tecnológicos como repositorios, blogs o páginas de internet. Si se desea conocer más sobre el tema se puede leer el artículo Licencia Abierta Creative Commons en el blog del DSAE.

 

Los docentes autores y usuarios inherentes de REA

Imagen4 materiles docentes

En la docencia una actividad iterativa es la creación de material para la enseñanza, el cual  puede ser elaborado e implementado en diversas formas: presentaciones, vídeos, audios, cuestionario, apuntes, proyectos, mapas, diagramas, infografías, organizadores gráficos y un largo etc, que seguramente el docente probó con una versión inicial o piloto y a lo largo de los ciclos escolares o semestres se van modificando, actualizando, o renovando hasta una versión que cubre por un tiempo las necesidades tanto de los estudiantes como de los planes de estudio, una vez concluido ese periodo se reinicia el ciclo para la creación o actualización del recurso empleado. 

De alguna y de muchas formas los docentes son autores o usuarios inherentes de Recursos Educativos en su práctica docente. Con el conocimiento de la existencia de las Licencias Abiertas Creative Commons, se espera que se vuelva una práctica cotidiana el que los docentes generen la licencia que les permita identificarse como autores de dichos recursos además de identificar y respetar los permisos que les otorgan otros autores para utilizar sus producciones. 

 

Ahora bien, de acuerdo con la definición de Recursos Educativos Abiertos si los docentes crean y licencian sus propios materiales de enseñanza o aprendizaje solamente faltaría resguardar en un Repositorio de Acceso Abierto (RAA)  para ser considerados un REA. Una de las características principales de los Repositorio Institucional de Acceso Abierto (RIAA) es que su contenido puede ser consultado por cualquier usuario en cualquier parte del mundo sin restricción alguna, es decir tiene acceso aún sin contar con matrícula o identificación propio de la institución. De acuerdo con Beaven (2018) los docentes comparten su trabajo de una forma no institucionalizada ni general, más bien dicho es en un círculo cerrado conformado por los colegas con quienes se identifica y tiene cierta afinidad en la institución donde laboran a quienes permite el acceso y uso de los materiales que se elaboran. Este tipo de “compartir”  limita su difusión, valoración e implementación por parte de otros docentes en otras instituciones e incluso en otras ubicaciones geográficas. Si esperamos en coherencia con los principios de bien común que los materiales para la educación sean accesibles para todos es importante que los docentes participen compartiendo mediante un repositorio. Depositar un Recurso Educativo en un Repositorio Institucional de Acceso Abierto (RIAA)  de ninguna forma implica renunciar a los derechos de autor, todo lo contrario, da visibilidad a nivel mundial a la institución, al repositorio y al autor. Es tiempo de fomentar el poblamiento por parte de los docentes quienes conocen las necesidades regionales de su institución y de su comunidad estudiantil. Finalmente se insiste en la importancia de generar las licencias que reconozcan la atribución cuando se encuentre publicado.  Se espera que con la difusión de esta información se comience el camino hacia una cultura libre cambiando la realidad que muestran algunos estudios como el de Topps et al. (2019) donde se señala que los REA no han tenido la amplia adopción que se predijo cuando se introdujeron. Permitiendo no solo a los estudiantes y docentes acercarse a los beneficios de una educación gratuita y de calidad sino a consolidar el cambio social que requieren los retos del siglo XXI y él logró del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4.a de la Agenda 2030 de la UNESCO.  

Referencias 

Beaven, T. (2018). Dark Reuse: an empirical study of teachers OER engagement. Open praxis, 10(4), 377-391 https://www.openpraxis.org/articles/10.5944/openpraxis.10.4.889/

 Bueno, G. (2010). Modelo de repositorio institucional de contenido educativo (RICE): la gestión de materiales digitales de docencia y aprendizaje en la biblioteca universitaria [Tesis doctoral, Universidad Carlos III de Madrid]

https://e-archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/9154/Tesis%20doctoral-Gema_Bueno.pdf;jsessionid=541D21C8A0E750CB171DAFA59BA2CA8C?sequence=1 

Butcher, N. (2015). Guía Básica de Recursos Educativos Abiertos (REA). Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000232986 

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura. (2019). Anexo VI Recomendación sobre los Recursos Educativos Abiertos (REA). Resoluciones e informes de la Conferencia General en su 40ª reunión. https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000372579_spa/PDF/372579spa.pdf.multi 

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, La Ciencia y la Cultura. (2020). Textos fundamentales. http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=21647&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

 Topps, D., Wirun, C., y Ellaway, R. (2019) Getting Value from Open Educational Respositories. MedEdPublish, 8(2), 51. https://doi.org/10.15694/mep.2019.000121.1

 Smith, M.S. y Casserly, C. M. (2006). La promesa de los recursos educativos abiertos. Cambiar la revista de educación superior, 38(5), 8 -17. DOI: 10.3200/CHNG.38.5.8-17

 Licencia de Creative Commons

Los desconocidos recursos educativos by Garcia-Solano Ruth is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

logos buap eco uv its BUAP ECOESAD Universidad Veracruzana ITSON

 

Redes Sociales

 

  Facebook Twitter    

 

Enlaces

 

  d ANUIES Contraloria Social Unidad de Transparencia
  Radio BUAP Lobos BUAP Sorteo BUAP Complejo Universitario